Síndrome prodrómico: ¿observación, detección o intervención?

Prodromal Syndrome

Mai Delacruz

Mai Delacruz
Personal Fitness Trainer & Health Coach

Updated on 11/27/2022

Resumen

Un diagnóstico preciso de los pacientes en las fases sintomáticas tempranas de la psicosis ofrece las posibilidades y promesas más increíbles para desarrollar estrategias de tratamiento más exitosas. En los últimos años, se han establecido clínicas de investigación para localizar a personas que se cree que tienen un riesgo elevado de desarrollar una afección psicótica y posiblemente también brindarles tratamiento. El objetivo final de estas clínicas es descubrir una cura para los trastornos psicóticos. Identificar a las personas que pueden ser susceptibles al desarrollo de un trastorno psicótico es uno de los objetivos de estas clínicas. Por otro lado, se han planteado varias preocupaciones sobre si el síndrome prodrómico es posible iniciar la terapia en este momento.

abstract

Debemos abordar estos desafíos para garantizar que las personas que corren el riesgo de desarrollar psicosis no experimenten ninguna repercusión negativa. Al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que la investigación y el desarrollo de tratamientos eficaces no se detengan debido a estos problemas. En otras palabras, debemos asegurarnos de que las personas en riesgo de desarrollar psicosis no experimenten ninguna repercusión negativa. En los siguientes párrafos, echaremos un vistazo rápido a algunos de los descubrimientos y cuestiones más recientes pertinentes a esta área de investigación sobre la psicosis. Los hallazgos, así como los desafíos, se desglosan con más detalle en secciones posteriores del ensayo.

El

diagnóstico, la evolución de la enfermedad, la atención al paciente, las escalas de evaluación del estado mental, los factores de riesgo, la esquizofrenia y otras enfermedades con aspectos psicóticos, signos y síntomas, y los resultados de la terapia son algunos de los temas que se tratan en medicina.

Introducción

Los

cuidados paliativos son a veces el único tipo de tratamiento que ahora está disponible para los trastornos que son tan graves y duraderos como la esquizofrenia y las psicosis. Ese es el argumento más convincente a favor de la identificación temprana y el tratamiento de la esquizofrenia y sus psicosis asociadas. Hay programas que puede encontrar en todo el mundo que se conocen como programas de «intervención temprana» o «primer episodio». Son dos palabras diferentes que se relacionan con el mismo artículo. Ya hay un número considerable de ellos que están bien establecidos, y otro grupo está en proceso de crearse en este mismo momento. La mayoría de las provincias de Canadá han comenzado a implementar soluciones a este problema, y algunas de las iniciativas del país están ganando reconocimiento a escala mundial.

introduction

Eso demuestra que Canadá está llevando a la industria a convertirse en un líder en esta área, ya que indica que Canadá está tomando la iniciativa de convertirse en un área líder. La mayoría de las personas que participan en estos programas son personas que están experimentando los síntomas iniciales de una enfermedad mental por primera vez. Esto se debe a que estos programas están diseñados para ayudar a las personas que recién comienzan su camino hacia la recuperación. El objetivo principal es comenzar a administrar la terapia más eficaz que se pueda administrar desde las primeras etapas de la psicosis. Puede que sea tan pronto como en las primeras horas. Como resultado directo, los pacientes nuevos generalmente se encuentran en las primeras etapas de su enfermedad y duran desde unas pocas semanas hasta muchos meses. La duración de estas etapas puede variar considerablemente.

Por otro lado, un número significativo de los pacientes tratados en los programas de primer episodio han estado experimentando los síntomas de su dolencia durante varias semanas, meses o incluso años, pero esta es la primera vez que buscan terapia para ello. Esto podría deberse a que han estado experimentando los síntomas de su dolencia durante varias semanas, meses o incluso años. Como resultado directo de esto, uno de los objetivos de la investigación que se está llevando a cabo actualmente sobre la psicosis del primer episodio es reducir la cantidad de tiempo. Que los pacientes pasen por psicosis sin tratamiento y que se aseguren de recibir el tratamiento más eficaz tan pronto como esté disponible. Es posible que obtenga una visión general más completa del trabajo que realizamos con la intervención temprana en otros sitios.

Prodromal Syndrome

La oportunidad más significativa para el desarrollo de estrategias de tratamiento más eficaces puede residir en la identificación precisa de las personas que están experimentando las fases sintomáticas más tempranas de las psicosis de la esquizofrenia. Esa es una de las muchas hipótesis presentadas para explicar esta posibilidad. En los últimos años, se han establecido clínicas de investigación para localizar a personas que se cree que tienen un riesgo elevado de desarrollar una afección psicótica y posiblemente también brindarles tratamiento. El objetivo final de estas clínicas es descubrir una cura para los trastornos psicóticos. Identificar a las personas que pueden ser susceptibles al desarrollo de un trastorno psicótico es uno de los objetivos de estas clínicas.

Por otro lado, se han expresado algunas preocupaciones sobre si es posible iniciar la terapia en este punto. Debemos abordar estas preocupaciones y desafíos para que las personas en riesgo de desarrollar psicosis no experimenten ninguna repercusión negativa. También debemos asegurarnos de que la investigación y el desarrollo de soluciones potencialmente útiles no se ralenticen en el proceso. Eso garantizará que las personas que corren el riesgo de desarrollar psicosis no experimenten ninguna repercusión negativa. Un número significativo de estos temas se ha analizado con mayor detalle en publicaciones especializadas y en conferencias de investigación que han hecho hincapié en la intervención temprana como su principal área de concentración. Esto se ha hecho por una variedad de razones, incluso por la importancia de este tema.

En este artículo para los médicos que trabajan en los campos de la psiquiatría y la psicología, se proporciona una actualización sobre el estado del arte en la identificación de pacientes de alto riesgo y la eficacia de la intervención temprana en la fase prodrómica de una enfermedad psicótica. La fase prodrómica es la etapa en la que aparecen por primera vez los síntomas de la enfermedad. Esta sección incluye material que es un análisis condensado de algunos de los desarrollos y problemas más actuales en el campo de la investigación sobre la psicosis temprana.

El pródromo

Prodromal Syndrome

No es factible caracterizar el pródromo hasta que se haya hecho un diagnóstico particular de trastorno mental. El pródromo es una afirmación que solo se puede entender en retrospectiva. En las enfermedades psicóticas, el término «pródromo» se refiere al período caracterizado por características del estado mental que representan un cambio desde el funcionamiento premórbido de una persona hasta la aparición de características psicóticas francas. Este período puede durar desde unas pocas semanas hasta varios años. El período caracterizado por estos cambios se denomina «pródromo». Su nombre proviene de la palabra «pródromo». Dependiendo de las características específicas de la situación, la duración de este período puede oscilar entre unas pocas semanas y muchos años. Si el pródromo es la primera etapa de la esquizofrenia, entonces es inevitable que surja psicosis si no se administra la terapia. Este es el caso independientemente de si existe o no tratamiento. Alternativamente, si el pródromo es un factor de riesgo, solo una pequeña proporción de personas se convertirá en personas que tendrán episodios psicóticos en el futuro. Esto apoya el argumento de que la locura no es una cuestión de rutina, sino más bien una cuestión de mayor sensibilidad a los estímulos ambientales.

Alrededor del ochenta por ciento al noventa por ciento de las personas que tienen esquizofrenia informan haber tenido una variedad de síntomas antes del inicio de la psicosis. Estos síntomas incluyen cambios en la percepción, las creencias, la cognición, el estado de ánimo, el afecto y el comportamiento. Estas transiciones pueden ir desde unas pocas semanas hasta muchos años. El inicio de los síntomas psicóticos es repentino y no hay un período prodrómico identificable en el 10— 20% restante de los pacientes estudiados. En la mayoría de los casos, la aparición de síntomas negativos e inespecíficos es lo primero, seguido de la manifestación de signos positivos, pero en una forma menos grave. A pesar de que existe un estadio prodrómico en la inmensa mayoría de los casos de esquizofrenia, no está del todo claro con qué frecuencia se desarrolla una enfermedad psicótica en personas que sufren síntomas prodrómicos. Esto se debe a que la etapa prodrómica está presente en la mayoría de los casos de esquizofrenia. A pesar de que existe una etapa prodrómica actual, este es el resultado. Como resultado directo, tener en cuenta a las personas que podrían estar en peligro es de la mayor importancia.

Riesgo alto y riesgo ultra alto

Prodromal Syndrome

Los grupos de alto riesgo en la investigación sobre la esquizofrenia, que se eligen en función de los antecedentes familiares, se han descubierto durante un período de tiempo considerable. En la actualidad, se está llevando a cabo una amplia variedad de investigaciones longitudinales prospectivas. Las personas con un pariente en su familia inmediata, a menudo un padre o un hermano, que está afectado por la esquizofrenia tienen una probabilidad mayor de desarrollar la enfermedad mental por sí mismas que las personas que no tienen un familiar en esta categoría. Incluso entre aquellos que tienen una predisposición genética a tener un alto riesgo de desarrollar psicosis, los investigadores han demostrado que la posibilidad de tener psicosis es solo aproximadamente del 10 al 20 por ciento de las veces. Eso lo demostraron las observaciones de los investigadores de individuos con esta propensión genética.

Las personas cuyo riesgo de desarrollar psicosis es significativamente superior al 10-20% son las personas con las que debemos participar en una intervención psicótica pura si estamos interesados en hacerlo. Si esto es algo que le interesa, siga leyendo. Investigaciones recientes han llevado a la identificación de una segunda categoría de alto riesgo, que se ha denominado «grupo de riesgo ultra alto» (también simplemente «grupo») por motivos de simplicidad. En la Clínica de Asistencia Personal y Evaluación de Crisis (PACE) en Melbourne, Australia, el Dr. McGorry y sus colegas estudian y tratan a pacientes que buscan ayuda y están preocupados por los síntomas que parecen ser psicóticos pero pueden ser subclínicos o positivos atenuados. Estos pacientes buscan ayuda porque les preocupan los signos que parecen psicóticos, pero que pueden ser subclínicos o positivos atenuados. La Clínica de Asistencia Personal y Evaluación de Crisis es el nombre que se le da a la instalación que McGorry y las otras personas que trabajaron con él construyeron. Lo realizaron para examinar y tratar a personas preocupadas por síntomas que parecen ser psicóticos pero que pueden ser subclínicos o positivos atenuados.

Prodromal Syndrome

El objetivo de esta investigación y tratamiento fue ayudar a las personas que están preocupadas por los síntomas que parecen ser psicóticos. Las personas que presentan signos que parecen psicóticos pero que pueden ser positivos subclínicos o atenuados fueron los sujetos de este estudio y recibieron tratamiento. El grupo de Melbourne ha desarrollado criterios para tres síndromes que, en su opinión, pueden representar un «riesgo ultra alto» para contraer una enfermedad psicótica en breve. Estos síndromes incluyen trastorno bipolar, trastorno esquizoafectivo y trastorno de identidad disociativo. Algunos de estos síndromes son los siguientes: Dependiendo de la afección descubierta, aquellos que se consideran de riesgo extremadamente alto pueden clasificarse como pertenecientes a una de tres categorías diferentes. Estas categorías son altas, extremadamente altas y el nivel más alto de peligro grave. Esta categoría incluye tres subcategorías: el síndrome de síntomas positivos atenuados, el síndrome psicótico intermitente corto y el síndrome de riesgo genético y deterioro reciente. Cada una de estas subcategorías describe un patrón distinto de enfermedad mental. Los criterios diagnósticos para cada trastorno se resumen en la Tabla 1, que puede encontrar a continuación.

Prodromal Syndrome

Detección: Evaluación del estado mental de riesgo ultra alto

Se están creando ahora escalas específicas como parte de un intento de mejorar la fiabilidad y la validez de evaluar a las personas consideradas en riesgo increíblemente alto. Este esfuerzo se está haciendo para mejorar la fiabilidad y la validez de la revisión. Este cuestionario se conocía inicialmente como la Escala de Bonn para la Evaluación de los Síntomas Básicos cuando se desarrolló originalmente. Los cambios más tempranos y sutiles en los procesos mentales, las sensaciones y las percepciones de una persona que puede experimentar debido a una enfermedad médica se denominan síntomas primarios. Hay varias afecciones médicas diferentes que pueden provocar síntomas básicos. Después de un período medio de seguimiento de 9,6 años, se presentó esquizofrenia en 79 de los 160 pacientes que participaron en la investigación; la presencia de síntomas primarios predijo la esquizofrenia con una probabilidad del 70 por ciento.

La Evaluación Integral del Estado Mental en Riesgo, o CAARMS para abreviar, fue establecida por el grupo que McGorry dirigió y llevó su nombre. Esta evaluación considera ocho características psicopatológicas distintas y pone en práctica criterios de riesgo extremadamente alto. El instrumento actualizado, publicado en el año 2000 y con el nombre de CAARMS II, ha presentado algunos hallazgos prometedores en términos de confiabilidad y validez predictiva. Estos hallazgos se han presentado en el contexto de CAARMS II. La entrevista estructurada para los síndromes prodrómicos también incluyó la Escala de síntomas prodrómicos (SOPS), creada por el grupo de Yale dirigido por McGlashan y basada en los criterios australianos. Esta escala se incluyó como parte de la entrevista estructurada para los síndromes prodrómicos. La entrevista estructurada para los síndromes prodrómicos incluyó esta medida como parte integral del cuestionario (SIPS).

Observación: Conversión a psicosis

Prodromal Syndrome

Se ha explorado si las personas que están experimentando síntomas prodrómicos pero que no están tomando ningún medicamento para esos síntomas tienen una probabilidad más significativa de desarrollar psicosis en el futuro. [L] os pacientes no reciben ningún tratamiento para sus síntomas. Dentro de una muestra de 49 pacientes tratados en la Clínica PACE de Melbourne, la tasa de transición a la psicosis fue del 41% a los 12 meses y del 50% a los 24 meses. La clínica se encuentra en Melbourne. Los individuos constituyeron el número total de participantes en el estudio. En su clínica prodrómica en New Haven, Connecticut, la organización administrada por McGlashan investigó la eficacia proyectada de sus evaluaciones SOPS utilizando un total de 22 personas que pedían ayuda. Todas estas personas buscaban ayuda.

El estado de Connecticut alberga el centro médico. Siete de las once personas clasificadas como prodrómicas desarrollaron psicosis en un año; sin embargo, ninguno de los once pacientes clasificados como no prodrómicos mostró ningún indicador de desarrollar psicosis durante el mismo período de tiempo. La información que se ha proporcionado indica que la tasa de conversión es del 64%. Cuando se usan los criterios revisados para un estado mental de riesgo ultra alto, la probabilidad de convertirse en psicosis aumenta de aproximadamente 10 a 20% en el grupo de riesgo genéticamente alto a aproximadamente 40 a 60% en la población general. Esto representa un aumento significativo en la probabilidad de desarrollar psicosis. En el pasado, estimaciones anteriores situaban el riesgo de desarrollar psicosis entre el 10 y el 20 por ciento.

Intervención: Los primeros ensayos

Al principio, se utilizaron estudios observacionales para determinar una población con una probabilidad significativamente mayor de adquirir psicosis que aquellas con una predisposición genética a la afección. Después de eso, se realizaron ensayos de tratamiento con esta cohorte como población de sujetos. Se llevó a cabo un experimento prospectivo, aleatorizado y de intervención abierta en la Clínica PACE con la participación de 59 pacientes considerados de riesgo inusualmente alto. De estas personas, le dio a 31 una dosis moderada de medicamento antipsicótico junto con terapia cognitiva como asignación aleatoria. Usted asignó a los 28 restantes su tarea arbitraria para recibir administración de casos de apoyo.

Prodromal Syndrome

Se utilizó una lotería aleatoria para decidir quién recibiría el medicamento y el tratamiento. Ambos grupos de pacientes se sometieron a una vigilancia estricta durante la duración de sus terapias. Las tasas de transición a la psicosis fueron significativamente más bajas en el grupo de tratamiento (9,7%) que en el grupo de control (35,7%; p = 0,026) durante los primeros seis meses de la investigación. Los hallazgos del estudio sugirieron que las personas que usaron el medicamento experimentaron varios efectos adversos que se podían controlar dentro de un rango razonable. Las personas que no adquirieron psicosis debido a su tratamiento redujeron significativamente la intensidad de sus síntomas y aumentaron su capacidad para funcionar normalmente durante todo el tratamiento.

El segundo experimento aleatorizado fue realizado por McGlashan y sus compañeros de trabajo en la Clínica de Investigación PRIME (Prevención a través de la Identificación, Gestión y Educación de Riesgos) en diciembre de 1999. «Prevention through Risk Identification, Management and Education» es la abreviatura del programa PRIME. En general, este estudio es una de las investigaciones clínicas sometidas a la investigación y el escrutinio científicos más exhaustivos. El hecho de que cada vez más personas comiencen a reconocer esta realidad da crédito a la validez de esta visión. Este ensayo paralelo, doble ciego y en curso de 60 pacientes ambulatorios que cumplen con los criterios de una afección prodrómica, está diseñado para examinar la eficacia de la medicación antipsicótica en dosis bajas en comparación con la terapia con placebo para prevenir o retrasar la aparición de la psicosis en pacientes que cumplen con estos criterios.

El objetivo de este ensayo es determinar si los medicamentos antipsicóticos en dosis bajas son más eficaces que la terapia con placebo para prevenir o retrasar la aparición de la psicosis en pacientes que cumplen con estos criterios. Este estudio tiene como objetivo comparar la eficacia de los medicamentos antipsicóticos en dosis bajas con la del tratamiento con placebo para sacar conclusiones sobre cuál es más beneficioso. El experimento se está llevando a cabo en conjunto para analizar el potencial de los dos tratamientos para prevenir o posponer la aparición de la psicosis en personas que cumplen con estos criterios. El experimento tiene como objetivo determinar qué terapias son más efectivas en este sentido. Puede encontrar las clínicas de investigación PRIME en los campus de la Universidad de Calgary, el Centro para las Adicciones y la Salud Mental de Toronto y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Cada una de estas universidades también tiene su propia clínica de investigación PRIME. La investigación para el proyecto PRIME ahora se está llevando a cabo en cuatro ubicaciones distintas en ese momento. Según las previsiones, la conclusión de la investigación estaba prevista para 2003.

Discusión

Prodromal Syndrome

Una escuela de pensamiento entre psicólogos clínicos y psiquiatras sostiene que los estudios experimentales como la investigación PRIME carecen de rigor científico y que el mejor curso de acción es observar a los pacientes. Esta escuela de pensamiento sostiene que la observación de los pacientes es el curso de acción más eficaz. Según una escuela de pensamiento, el método más eficaz para curar a los pacientes es observarlos en su entorno natural. Una escuela de pensamiento afirma que la manera más fácil y eficiente de tratar a los pacientes es observarlos en su vida diaria en los entornos más familiares. Otros optan por ensayos aleatorizados abiertos, mientras que otros eligen la investigación aleatorizada doble ciego controlada con placebo o las investigaciones abiertas, aleatorizadas y doble ciego controladas con placebo. Aun así, otros eligen la investigación abierta, aleatoria y controlada con placebo, o la investigación abierta, aleatorizada, doble ciego y controlada con placebo. Sin embargo, otros optan por los estudios disponibles que se controlan con placebo y asignación aleatoria.

Los editores del volumen más reciente de Schizophrenia Research abordan una amplia gama de temas desafiantes y profundizan en las muchas posibles respuestas a esos problemas (número 1, vol. 51, 2001). Los que se oponen a los ensayos discrepan con el hecho de que es posible que, como parte del experimento, algunos pacientes que actualmente no están experimentando psicosis reciban dosis de nuevos fármacos antipsicóticos que están por debajo del umbral de lo que se consideraría adecuado. Esto se cita con frecuencia como la base principal de las críticas que se han lanzado contra la organización. Esa es una discusión más superficial de las preocupaciones, y se señala al lector otros diálogos que profundizan en los temas que se discuten aquí.

¿Ayudamos a las personas que están enfermas o sanas?

Prodromal Syndrome

Las personas que se identificaron a sí mismas como personas que tenían disfunción buscaban terapia para esta disfunción y informaron haber experimentado síntomas fueron las que dieron su consentimiento para participar en la investigación clínica que he descrito. Las personas que se identificaron a sí mismas como personas que tenían disfunción y buscaban terapia para esta disfunción también fueron las que informaron haber experimentado síntomas. Descubriste que los grupos prodrómicos en Melbourne tenían una mayor incidencia de deterioro en comparación con una muestra tomada de su programa del primer episodio en la pieza que elegiste de Melbourne. La comparación se realizó utilizando el modelo que seleccionó en Melbourne. Has traído esta muestra del primer episodio del programa que se está viendo. Tras examinar las dos piezas, llegamos a la conclusión de que esa era la situación. Además, la gran mayoría de las personas que formaban parte de los grupos prodrómicos desarrollaron un trastorno mental dentro de los seis meses posteriores al inicio de sus síntomas. Ese era el caso incluso si inicialmente no mostraban signos de un problema. Como resultado directo del trabajo descrito anteriormente, se están llevando a cabo investigaciones en curso sobre poblaciones clínicas.

¿Qué pasa con los sujetos que son falsos positivos?

Los pacientes que presentan síntomas psicóticos pero que no tienen la predisposición genética a desarrollar psicosis, aunque tengan estos síntomas, se denominan pacientes con falsos positivos. Esto se debe a que tener síntomas psicóticos no garantiza el desarrollo de la psicosis. Esto se debe a que la mera exhibición de síntomas psicóticos es insuficiente para diagnosticar la psicosis. Han alcanzado la mayoría de edad en su jurisdicción y están autorizados a tomar decisiones de forma independiente, incluyendo si participarán o no en el procedimiento. A pesar de que no desarrollan psicosis, muestran un nivel significativo de deterioro, síntomas y sufrimiento hasta el punto en que. Si se utilizaran los criterios actualmente en vigor, sería difícil diferenciarlos de las personas que sí desarrollan psicosis. En otras palabras, es difícil diferenciar entre las personas que no desarrollan psicosis y las que sí la desarrollan.

Prodromal Syndrome

Esto se debe a que presentan un deterioro considerable además de los síntomas y el dolor. Los sujetos con falsos positivos tienen la oportunidad de conocer mejor su propio riesgo. Al participar, tienen la oportunidad de participar en una evaluación exhaustiva y un seguimiento, lo que puede ayudar a aclarar su problema. Además, tienen la oportunidad de conocer mejor su propio riesgo al participar en el estudio. Al participar en el estudio, las personas también tendrán la oportunidad de mejorar su comprensión de los riesgos específicos. Además, a las personas que descubrió que tenían un resultado falso positivo se les ofreció la oportunidad de participar en una evaluación más profunda y en una sesión de seguimiento. Además, a quienes tengan un impacto positivo incorrecto se les ofrecerá la oportunidad de obtener más información sobre su perfil de riesgo si así lo desean. No disminuya significativamente la gravedad de los síntomas y mejore su funcionamiento del tratamiento.

¿Qué pasa con las reacciones adversas al medicamento

En las pruebas clínicas en curso, se están utilizando nuevos antipsicóticos porque, en comparación con los antipsicóticos que se han utilizado en el pasado, tienen una probabilidad reducida de causar efectos secundarios que no son aceptables. Esa es una de las razones por las que están empleados. Según los hallazgos de la investigación PACE, no hubo evidencia de efectos adversos neurolépticos significativos. Además, la investigación concluyó que podría controlar cualquier efecto adverso neuroléptico reduciendo la dosis. No cabe duda de que se necesitan más estudios para identificar si las posibles ventajas de la terapia superan o no los posibles inconvenientes para la mayoría de las personas. Esto se puede determinar comparando los beneficios futuros con las posibles desventajas del tratamiento. Puede encontrar la respuesta a esta pregunta si considera si las posibles ventajas de la terapia superan o no los posibles inconvenientes del tratamiento.

¿Inscribirse es estigmatizante?

Prodromal Syndrome

Si se descubre que una persona tiene una alta probabilidad de contraer psicosis, existe la preocupación de que esté condenada a una enfermedad de por vida y que sea estigmatizada por tener la afección. Esto se debe a que la psicosis es una enfermedad mental que puede afectar a cualquier persona en cualquier momento. En ese caso, existe la ansiedad adicional de que puedan ser reprendidos porque tienen la afección. Es una posibilidad desafortunada. PACE y PRIME han descubierto, a través de sus investigaciones independientes, que este no es el caso y, como resultado, han llegado al mismo veredicto. Las personas que tienen un riesgo de tener psicosis del cuarenta por ciento o más tienen derecho a saber cuál es ese riesgo y qué factores contribuyen a ese riesgo.

Además, estas personas tienen derecho a saber qué factores contribuyen a ese riesgo. Las personas con una probabilidad de desarrollar psicosis inferior al diez por ciento tienen derecho a estar informadas de ese riesgo. Las personas que acuden a nuestra Clínica de Investigación PRIME de Calgary para obtener más información sobre su grado de riesgo con frecuencia se sienten aliviadas cuando descubren que los síntomas que están experimentando son indicativos de un riesgo de trastorno psicótico en lugar de un peligro de «esquizofrenia». El asesoramiento debe brindarse con sensibilidad sobre la posibilidad de que ocurra un evento y la imprevisibilidad del resultado. El asesoramiento debe centrarse en la probabilidad del resultado.

¿Cuánto tiempo se debe tomar un tratamiento con medicamentos?

Prodromal Syndrome

No se ha investigado adecuadamente la duración de una terapia en proporción a la capacidad de una persona para recuperarse de su primer episodio para evitar que esa persona tenga el primer episodio de forma permanente. Esto se debe a que el objetivo del tratamiento es evitar que se produzca el primer episodio. Además, no se ha realizado una cantidad adecuada de estudios sobre cómo afecta a los más vulnerables al concepto de que les puede pasar a ellos, lo que debe analizarse más a fondo. Como consecuencia directa de este hallazgo, las personas que son psicóticas puramente no deben recibir medicamentos antipsicóticos fuera del marco de la investigación científica controlada.

Investigar las opciones de tratamiento del paciente mientras aún se encuentra en la etapa de pródromo es un curso de acción perfectamente razonable. El grupo de Melbourne ha estado trabajando en este tema durante los últimos siete años. Sus hallazgos aún deben confirmarse en ensayos clínicos que estén correctamente diseñados y llevados a cabo. Este es el caso a pesar de que ya existen estudios de este tipo. Esta circunstancia se ha desarrollado a pesar de que el grupo de Melbourne ha trabajado en este sector durante los últimos siete años. A pesar de este hecho, el grupo de Melbourne ha estado funcionando en esta industria.

Conclusión

Se considera que las personas tienen un alto riesgo de psicosis si tienen un 10— 20% de probabilidades de desarrollar la enfermedad debido a su predisposición genética. Este porcentaje se determina analizando la probabilidad de desarrollar el trastorno. Esto se determina calculando el riesgo del individuo de adquirir psicosis debido a su predisposición genética. Se estima que el cuarenta y el sesenta por ciento de las personas que cumplen con los criterios para tener grandes problemas para contraer la enfermedad desarrollarían el trastorno en algún momento de sus vidas. Ese es el caso de quienes cumplen con los requisitos para tener un riesgo extremadamente alto de contraer la enfermedad.

Prodromal Syndrome

Se

puede producir uno de los dos resultados potencialmente positivos como resultado de una intervención en el tratamiento de los síntomas prodrómicos. Estos conceptos no entran en la categoría de impensables. Para empezar, si tenemos éxito en el tratamiento de los síntomas que las personas están experimentando, tenemos el potencial de minimizar la cantidad de dolor y discapacidad que las personas están experimentando ahora. Eso solo es posible si podemos reparar los síntomas que están experimentando las personas. En segundo lugar, existe la posibilidad de que el riesgo del individuo de desarrollar una afección más grave, como la psicosis aguda, disminuya como resultado directo de nuestra intervención. Sería un resultado positivo para el individuo. Si se lleva a cabo, sería una consecuencia favorable. En el primer abordaje, los pacientes reciben un tratamiento clínico de alto nivel; en cambio, el segundo abordaje no se ha probado suficientemente.

A pesar de que hemos tenido un buen comienzo en este sector, dado que el estudio realizado en Melbourne indica que la intervención reduce significativamente la probabilidad de conversión en seis meses, no hay estudios prospectivos exhaustivos sobre el estadio prodrómico de la enfermedad. Además de evaluar la sensibilidad, la especificidad y el valor predictivo positivo de los criterios mencionados anteriormente, uno de los enfoques principales de cualquier estudio futuro debe ser aumentar nuestra capacidad de prever la psicosis. Esa también debe ser una prioridad inmediata. Ese debería ser el caso de todas las investigaciones que se lleven a cabo en los próximos años. La frase «esto debería requerir la construcción de criterios clínicos que sean más complicados, bien definidos y validados para que se utilicen para identificar a los pacientes que están en riesgo» es la frase que debe usar en este contexto.

«Esto debería requerir la construcción de criterios clínicos que sean más complicados, bien definidos y validados» es la frase que debe usar. La intervención prepsicótica es un tipo de terapia preventiva propuesta que es muy prometedora, pero que aún no se ha puesto en práctica; sin embargo, hasta ahora, el síndrome prodrómico es más una cuestión de estudio que cualquier otra cosa que se esté implementando. Mantenerlo confinado al ámbito de la investigación dará tiempo para que estudios relevantes y bien diseñados estudien temas que ahora son objeto de debate público y que probablemente sean polémicos. No es descartable que esto allane el camino para que nuestro escenario más esperanzador se convierta en realidad en la lucha contra la esquizofrenia. Eso no está fuera de discusión, ya que no está fuera de discusión.